Saltar al contenido

Prevenir problemas del sueño en los bebés

prevenir problemas del sueño bebes

Hay muchas maneras eficaces de resolver un problema de sueño existente, pero es aún mejor prevenir la aparición de dificultades antes de que aparezca el problema.

Introducir gradual y suavemente una rutina al principio de la vida de su bebé, puede compensar el esfuerzo de imponer una más tarde, cuando puede ser más reacio a aceptarlo.

Instaurar una rutina: los 3 primeros meses

Un recién nacido es incapaz de distinguir la noche del día, no puede recordar lo que le pasó hace una hora y seguirá los misteriosos ritmos internos con los que vino al mundo. Alternará entre dormirse, alimentarse y recostarse observando el mundo, según sus necesidades. Pero es sorprendente lo pronto que responderá a las señales externas, y es este proceso en el que hay que participar activamente.

A un nivel muy rudimentario puede empezar a enseñar a su bebé la diferencia entre la noche y el día desde tan sólo 2 semanas

A las 6 semanas puede que note que su bebé está empezando a asentarse. Menos distraído por la novedad y la extrañeza de su entorno, estará
comunicándose más abiertamente con usted. Empezará a decirle con más claridad cuándo necesita dormir y si usted responde adecuadamente, establecerá un diálogo que con el tiempo redundará en beneficio de ambos.

El principal consejo en este crucial período de aprendizaje es que haga dormir a su bebé en su cuna o catre mientras esté despierto o somnoliento, pero no dormido. Es muy tentador mecer, acurrucar o alimentar a un bebé para que se duerma. Funciona y es rápido, ¡qué más podría pedir un padre cansado!. Pero no permite que su bebé aprenda que puede dormirse por sí mismo y esto hará más difícil establecer una rutina desde el principio.

Por lo tanto, siga las sencillas pautas para los bebés pequeños e intente tranquilizarlo mientras esté despierto o cuando esté somnoliento pero aún no se haya dormido.
Cuanto más pequeño sea el bebé, más sutiles serán las señales de sueño.


Señales de sueño en un bebé

  • gime y llora a la menor provocación
  • mira fijamente al espacio
  • gira su cara lejos de los objetos o personas en movimiento, a menudo para enterrar su cara en tu pecho
  • bosteza y se estira con frecuencia
  • se frota los ojos o se tira de las orejas
  • pierde el interés en las personas y los juguetes
  • se queda quieta y tranquila

Alrededor de los 3 meses, debe intentar establecer una rutina para acostarse con su bebé y que se quede dormido sin la ayuda del contacto físico contigo, tu voz o incluso tu presencia. Los bebés que han aprendido a dormirse de forma independiente a esta edad también son físicamente capaces de dormir toda la noche sin despertarse para alimentarse.

Enseñar al bebé a diferenciar la noche del día

Puedes ayudar a tu bebé a distinguir la noche del día, y el tiempo de sueño del tiempo de juego o de descanso, de forma deliberada de la siguiente manera:

Durante el día

  • Pasa mucho tiempo interactuando con él
    durante sus períodos de vigilia.
  • Mantengan las cortinas abiertas y, cuando sea necesario,
    las luces encendidas
  • No intentes minimizar el ruido en la casa.
  • Llévalo a pasear para que tome el sol y mucho aire fresco.
  • Para las siestas, usa una habitación que no sea demasiado oscura y
    no demasiado protegida de los sonidos normales del hogar.

Durante la noche

  • Asegúrate de que su habitación sea cálida y acogedora.
  • Tener una rutina para acostarse que incluya cambiarlo de ropa para dormir
  • Mantén la alimentación nocturna tan tranquila, somnolienta y breve
    como sea posible; no juegues o hables con él.
  • Si tienes que ir a su habitación por la noche háblale lo menos posible, mantén las luces apagadas o bajas, y no lo cojas a menos que pienses que se encuentra mal o enfermo.
  • Solo cámbiale el pañal si es necesario.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad